14 de diciembre de 2011

Humo en los medios sociales

Conversaba recientemente con una persona responsable de un centro de formación y me comentaba los problemas que se encontraba para tener éxito en los medios sociales. Revisando un poco más en profundidad lo que hacían me indicaba que tenían una estrategia y unos objetivos definidos, unas acciones en diversas redes planificadas, actividad en su página, un blog de actualización regular, eventos presenciales promovidos desde las redes... pero no entendían por qué sus acciones tenían tan poco eco y una casi nula efectividad. Cierto es que el centro tiene una política comercial, de marketing y de comunicación claramente definida.
Fuente: ckclinical.co.uk
Desde mi humilde experiencia pensé que lo que estaban haciendo en medios sociales parecía correcto. Pero también entiendo que la presencia y la agitación en los medios no es todo. Tomé sus catálogos de formación, analicé sus contenidos; vi la descripción de su público objetivo y de su público real; conocí a su profesorado; analicé su política de ventas y su plan de marketing. 
Por una parte, enseguida identifiqué que se estaban dirigiendo en los medios sociales a un público que no es el que pretenden para su centro. Por otra detecté un lenguaje excesivamente comercial y directo en dichos medios, sin aportar contenido de valor alguno. Pero lo que me hizo entender dónde estaba el error fundamental es que los programas de formación eran muy pobres, el profesorado tenía un nivel acorde con el salario que percibía y los alumnos acudían a las formaciones más por imperativo de su empresa que por motivación propia. En pocas palabras, el centro de formación vende demasiado humo para el poco fuego que genera. O dicho de otra manera, no genera contenido de valor para el usuario en las redes (o fuera de ellas) porque su producto se percibe como pobre
De hecho, realizando un pequeño análisis de reputación online, se vió fácilmente cómo existían diversos casos de usuarios insatisfechos con la formación recibida. E intentos de apagar el fuego con más humo.
No existe la empresa perfecta ni existe el producto perfecto (no conozco un solo producto que guste al 100% de la población). Pero hay que saber lo que eres, lo que tienes y dónde puedes llegar. Los medios sociales pueden ayudarte a generar más y mejores ventas si sabes emplearlos adecuadamente. Pero no pueden vender lo que resulta invendible. Los usuarios de las redes estamos cada vez mejor informados, tenemos más facilidades para comparar y nuestras decisiones de compra están basadas cada vez más en la experiencia de otros usuarios. Si no cuidas tu producto es muy poco probable que lo puedas realzar en los medios sociales. Si no ofreces calidad en lo que tienes, tu producto, por barato que resulte, es caro. Y el humo en los medios sociales, normalmente, se vuelve hacia uno mismo y ciega la vista a quien lo genera.
Fuente: frikipedia
Al final, supongo que mi informe se enviará a la Papelera de reciclaje porque propone muchos cambios en variables de producto y precio y muy pocos en comunicación (particularmente 2.0). Quizá no es lo que deseaban leer. Pero no hay fórmulas milagrosas. Solo me queda la esperanza de que no archiven la factura de la consultoría en la misma carpeta.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por rss

Suscríbete por correo electrónico