25 de octubre de 2018

En la era social, no hagas publicidad; implícate


El advenimiento de Internet anunció el comienzo de cambios radicales en la forma en que las empresas interactúan con los consumidores.
Tradicionalmente, las marcas transmitían un mensaje a los consumidores con la esperanza de influir en sus decisiones de compra. Pero Internet ha cambiado las reglas de juego al poner en manos de los consumidores el control de lo que ven. Y lo que la gente no quiere ver es publicidad, spam o marketing descarado.

Los consumidores están encontrando más fácilmente lo que quieren y aprendiendo a evitar mejor lo que no quieren. Si quieres que tu negocio prospere, es básico que reconozcas esto y te adaptes.
La publicidad tradicional es una calle de un solo sentido que transmite un mensaje a una audiencia. Cuanto más se exponga una organización a los consumidores potenciales, más probable será que obtenga beneficios. Pero hay inconvenientes significativos en este método, entre los cuales no es menos importante el hecho de que es caro, y la gente es cada vez más hábil en filtrarlo.
El “engagement” exige que ofrezcas por adelantado algo de valor a los clientes potenciales.
La diferencia se puede resumir así: La publicidad está diseñada para beneficiar al anunciante. El “engagement”está diseñado para beneficiar al consumidor.
En otras palabras, cuando hablamos de marketing basado en el compromiso, estamos hablando de ofrecer algo que la gente realmente quiera. Los beneficios llegan más tarde, y se derivan de la buena voluntad, la autoridad y la confianza generada por ese compromiso. Entonces, ¿cómo pasamos de la publicidad al compromiso?
Con una campaña de publicidad o marketing tradicional, es importante hacer un poco de investigación para averiguar quién es el público objetivo, las buenas formas de llegar a él y qué mensaje transmitir.
Eso es más o menos donde el marketing tradicional pasa a la implementación. Pero para un compromiso real necesitamos cambiar un poco las cosas:
  • ¿A quién va dirigido?
  • ¿Qué necesitan?
  • ¿Cómo podemos proporcionarla?
  • ¿Cómo monetizamos este compromiso?

El segundo punto es en realidad el que cambia el juego, porque representa un cambio fundamental en nuestro enfoque. Una estrategia de marketing basada en el “engagement”debe tener un valor intrínseco para el consumidor.
Cuando hablo de valor, en términos de Internet, puede ser entretenimiento, información, formación, orientación, apoyo o casi cualquier otra cosa en la que se gastarían esfuerzos para encontrar. Esto significa que tenemos que averiguar lo que los clientes están buscando, lo que están compartiendo y a qué están dedicando su tiempo a Internet. Por ejemplo, una compañía de productos de belleza que escribe consejos sobre cómo resaltar la belleza de sus consumidores.
¿Por qué no crear un blog o un recurso de comunidad con el objetivo de satisfacer esta demanda en lugar de añadir otra losa al desorden general de anuncios que todo el mundo trata de esquivar de cualquier manera?
Cualquiera que sea tu nicho, y cualquiera que sea la brecha que identifiques como forma de generar compromiso, tienes un largo camino por delante.
Crear un recurso en internet que ofrezca un valor significativo a los consumidores significa que necesitas convertirte en editor de contenido de calidad, invertir en medios sociales y hacer crecer tu comunidad en línea.
Aquí es donde la mayoría de los directores empiezan a ponerse nerviosos, y admito que la perspectiva de invertir recursos y capital a lo largo del tiempo sin ninguna garantía real de éxito es suficiente para ahuyentar a la mayoría de las empresas. Pero esto es positivo porque significa que, en realidad, no hay muchas organizaciones que estén haciendo un buen trabajo.
Debo señalar que muchas personas "piensan" que ya han probado esta estrategia, cuando, en realidad, no lo han hecho. La mayoría de las empresas crean contenido que es spam y autopromoción, en el que los consumidores simplemente no están interesados, y luego se echan a llorar cuando constatan que no funciona.
La gente no es idiota. Pueden detectar este tipo de contenidos vacuos a kilómetros de distancia, y esto perjudica tu credibilidad.
No estoy diciendo que tu recurso en línea debe estar completamente desprovisto de marca y marketing. Por el contrario, es importante que la gente entienda que eres tú quien les da todo este valor.
Es sólo que el contenido que tú creas debe estar diseñado para satisfacer sus necesidades, no las tuyas. Si quieres hacer publicidad en torno a ese contenido, adelante. Después de todo, es la comunidad que has creado.
Con el tiempo, la confianza y la autoridad que has creado, combinadas con la influencia social, la lista de correo electrónico y el tráfico orgánico de búsquedas, comenzarán a generar beneficios tangibles y a molestar a la competencia, siempre y cuando tengas un buen producto u oferta para empezar.
¿Estás de acuerdo con mi evaluación de hacia dónde se dirige el marketing y la publicidad para capturar la cuota de mercado y generar beneficios en Internet móvil y socialmente implicado? Comparte tus opiniones en los comentarios.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por rss

Suscríbete por correo electrónico