18 de marzo de 2010

¿Tu empresa es 2.0? (Segunda Parte)

La presencia de las empresas en las redes sociales no puede limitarse a tener un perfil corporativo en Facebook. Es un concepto mucho más amplio y que, en algunos casos, debe representar la voz y, sobre todo, los oídos de la empresa.



El marketing, tal y como se entendía desde los primeros años 80 hasta los albores del siglo XXI, está languideciendo. Hoy en día las empresas deben apostar por dar el salto tecnológico y de contenido. Estamos en un momento en el que la versión tradicional del marketing está conviviendo con el enfoque de lo que se conoce por Marketing 2.0. Pero esta convivencia va a ser solo temporal. Las ideas y propuestas clásicas caerán en desuso al disponer de nuevos medios, nuevos canales y nuevas formas de alcanzar al consumidor o al cliente.

Una de las características esenciales de la visión tradicional de Marketing era su carácter invasivo. Teníamos que llamar la atención e irrumpir en el espacio del cliente. La Web 2.0 nos ofrece otras características y otras formas de aproximarnos. Desde luego, la invasión del espacio del cliente queda, por el momento, descartada. La red es colaborativa, asociativa y, sobre todo, crea comunidad. Y es así como debemos comportarnos.

Los nuevos espacios para la promoción y la difusión se convierten en comunidades y asociaciones colaborativas en las que no impones tu criterio y tu producto. Has de comportarte como otro miembro de la misma y respetar las buenas prácticas que se aplican.


Y la tendencia lleva a precisar de nuevos profesionales, con unas características distintas de los que teníamos hasta ahora. El papel de Jefe de Producto o de Relaciones Públicas deja de tener relevancia y significación y gana enteros el Gestor de Comunidad (Community Manager).




¿Cuáles son las características de un Gestor de Comunidad? Podemos mencionar muchas. Sobre todo, mientras se va creando el paradigma en función de las actividades que estos nuevos profesionales están asumiendo. Pero un listado de algunas de sus competencias sería así:
  • Ser el máximo responsable de la identidad social de la empresa.
  • Responsabilidad diaria de todos los aspectos de la empresa en las redes sociales, incluyendo actualizaciones, promoción de acontecimientos, participación en cuestiones de interés, respondiendo de forma imaginativa a los usuarios que participan en los blogs, grupos, foros...
  • Organización y creación de contenidos para las redes sociales y los blogs
  • Investigación de tendencias digitales.
  • Identificación de webs locales para cuestiones de relaciones online.
  • Investigación y monitorización de resultados para medios sociales. Monitorización menciones y marca en comunidades de interés.
  • Investigación y análisis de la competencia a nivel social. Confeccionar informes sobre su actividad.
  • Experiencia demostrable en comunicaciones digitales.
  • Habilidades de negociación y comunicación hablada y escrita a todos niveles.
  • Profundos conocimientos de internet y las tendencias emergentes de comportamientos.
  • Profundo conocimiento de los sitios sociales, desde Facebook, Twitter, Tuenti, Xing, LinkedIn, blogs corporativos, redes de blogs...
  • Gestión de marca / reputación.
  • Capacidad de identificar oportunidades. Visión de negocio.
  • Buenas habilidades en el análisis de datos y reporting
  • Habilidades de comunicación escrita excelentes.



Éste es un modelo de algunas de las competencias que debemos encontrar en los gestores de comunidad y adaptarlas a nuestro entorno profesional propio. Tenemos que ser conscientes que no estamos ante una moda más o menos duradera, sino ante una auténtica revolución de las relaciones entre la empresa y el cliente. Los departamentos de marketing deben liderar este cambio y adecuarse a la nueva realidad emergente. Asimismo deben ser los puentes entre la alta dirección y el nuevo paradigma de comunicación de la empresa. Y esto también debe pasar por los ejes de la formación. Hoy en día, no formar en estas nuevas formas de comunicación con los mercados es enseñar a sumar con un ábaco.




No estamos ante una tendencia sino ante un cambio radical. Y solo nos caben dos actitudes. O aceptamos ese cambio y nos adaptamos a él o permanecemos como estamos y dejamos que nuestra competencia nos haga desaparecer.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por rss

Suscríbete por correo electrónico