13 de enero de 2010

Tragedia en Haiti

La desgracia se ceba de nuevo sobre los más desamparados. Haití, el país más pobre de América se ha visto esta noche sacudido por un violento terremoto que ha sepultado a cientos de personas, arrastrado vehículos y viviendas y reduciendo a escombros la mayoría de los endebles edificios de la capital Port-Au-Prince y de localidades limítrofes.





A los inevitables cortes de servicios básicos se une el corte de las comunicaciones. Los medios de comunicación tradicionales llevan toda la noche tratando de obtener fuentes informativas directas de lo que está sucediendo en Haiti. Periodistas y, sobre todo, ciudadanos, están utilizando las redes sociales (fundamentalmente Twitter y Facebook) para comunicar con sus familiares y dar a conocer al mundo lo que está sucediendo en su hogar. Los medios de comunicación tradicionales han necesitado utilizar estas redes para poder ofrecer informaciones de primera mano de lo que está sucediendo.







Una de las principales características de las redes sociales es la compartición de conocimientos y de información. Algo que parece que en las instancias gubernamentales españolas no acaban de entender, básicamente por el afán de sostener unas industrias caducas basados en principios trasnochados. ¿Alguien se acuerda de lo que sucedió cuando apareció la cinta de cassette para uso personal? Pues ahora lo tienen corregido y aumentado. Y la industria tuvo que tragar.





Pero no quiero desviarme del origen del post. Mantengamos el contacto en la red y tratemos de ofrecer al mundo toda la información posible sobre la tragedia que asola al país americano y, sobre todo, tratemos de colaborar con los medios que tengamos a nuestro alcance.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por rss

Suscríbete por correo electrónico