25 de septiembre de 2009

¿Tu empresa es 2.0? (Primera Parte)

La Web 2.0 abre a la empresa un abanico de opciones inmenso, dado que le ofrece, por un lado, un constante indicador de tendencias de mercado y, por otro, facilita la aproximación al cliente o al usuario final, permitiendo obtener una información de primera mano sobre las tendencias o preferencias del consumidor de nuestros productos o servicios.

Pero, ¿qué hay que hacer para determinar si mi empresa está o no actualizada? Existen numerosos indicadores, la mayoría de los cuales se definen por una sola característica, que es la posibilidad de intercomunicación. Hoy en día tener una web corporativa no asegura siquiera un buen posicionamiento en buscadores. La presencia en la red debe venir definida por otro tipo de parámetros.

La primera debería ser la de la atención personalizada tanto al cliente externo como al interno. Podemos entender por cliente externo a toda persona que se aproxima por una razón u otra hasta nuestro sitio en internet. Y el cliente interno debe ser también cuidadosamente tratado, bien sean proveedores, socios o, sencillamente, nuestros trabajadores.

Para ofrecer esa atención personalizada podríamos utilizar las sindicaciones de contenidos (RSS) a las que se podrían suscribir quienes estuvieran interesados. De esta manera, cualquier novedad o actualización, tanto en la web como en su contenido, se reflejaría inmediatamente en el correspondiente lector de feeds al otro lado. Nuestro cliente ya no precisaría acudir periódicamente a nuestra web para buscar alguna actualización, sino que sería informado puntualmente de nuestras novedades.

Obvio es decir que, si nuestra página web es estática, debemos buscar medios para o bien cambiarla por un interfaz dinámico, o bien buscar medios externos para actualizar la información.


Uno de esos medios externos podría ser un blog corporativo. Este blog debería contar con una actualización regular y buscar, ante todo, la sencillez del mensaje. Si el blog se dirige al cliente interno quizá debería ser el departamento de recursos humanos de la empresa quien se responsabilizara del mismo. Por otro lado, si se pretende dirigir al cliente externo es más conveniente que el departamento de marketing o de comunicación sea quien se responsabilice del mismo.

El posicionamiento de nuestra web no se consigue únicamente por medio de optimizaciones, ya sean externas o internas, sino también por el intercambio de enlaces con otras webs y nuestra presencia en directorios, etc.

No obstante debemos considerar y valorar en su justa medida la importancia del posicionamiento en buscadores, ya que esto nos va a dar preeminencia sobre la competencia a la hora de aparecer listados. En una próxima entrada ampliaré este tema, ya que merece una atención más detenida.

Otro aspecto importante que deberíamos considerar a la hora de hacer nuestra web participativa es la creación y desarrollo de wikis. En estos entornos la comunicación fluye por todas las partes y podemos disponer de información de primera mano de nuestro mercado en relación con nuestros productos, nuestra competencia, nuestras actividades, etc. Y no es tampoco necesaria una alta inversión inicial n tiempo. Quizá, para empezar, puede ser interesante responder a esta pregunta: ¿Está mi empresa en la Wikipedia?

En la segunda parte de este tema nos centraremos más detenidamente en la importancia de la presencia de nuestra empresa en las redes sociales y cómo podemos optimizarla.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por rss

Suscríbete por correo electrónico